La viuda, de Emma

Oscura, con un bramido enmudecido.

Inmóvil, pétrea, ausente,

El torso duro.

Ni una molécula de aire entrando,

ni una molécula de aire saliendo.

Semi cerrada, semi abierta la boca,

Oscura se rebela la fauces, seca.

El cabello como un marco y passe-partout,

Las orejas frías.

Ojos abiertos, gelificados, enrojecidos.

Pensamientos macabros, tristes, lentos

con imágenes etéreas en sepia.

Él ha muerto…

4 comentarios to “La viuda, de Emma”

  1. GABRIEL Says:

    EMMA. No puedo más que felicitarte . Es de una profunda emoción y sensibilidad que llega al corazón. Nuevamente felicitaciones y éxitos en cada una de las cosas que escribas,

  2. Querida Emma: siempre me emociona lo que escribis, lo haces con mucho sentimiento, y eso se nota. Te felicito y espero siempre mas!!!!

  3. Muy bueno.
    La adjetivación magnífica.El campo semántico “muerte” referido a ella, no a él. Me pareció estupendo. Transmite vívidamente la noción de muerte y los sentimientos que esta despierta.

  4. Es durísimo el poema… pero es un retrato que conozco bien… sé lo que es ese dolor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: