Tomar mate, de Daniel Battilana

Tomo mate, me presunto.

El mate ahoga la nitidez del sueldo,

La nítida monogamia del recuerdo.

El mate deja ver malos a los nítidos, la yerba

hace temer a la vida el merecerla.

Tomar mate nos pone tibios

y nos alumbra en la repetición.

Las correcciones hacen lo mismo,

ofician con deslumbramientos.

El mate cuyo poema es el nunca

humaniza la verdad de la noche.

Yo reparo (toda mi vida es un reparo)

haciendo un hueco  y aparece tu espuma.

El mate me enhiesta

me viga en el agua del tuyo.

Daniel Battilana, 2010

2 comentarios to “Tomar mate, de Daniel Battilana”

  1. Nunca tuve en cuenta este perfil erótico filosófico del mate… Muy bueno…

  2. Qué bueno!!
    Coincido con el comentario anterior.
    No en vano hemos escuchado tantas veces aquello de “¿Tomamos mate o…? Los prolegómenos alrededor del café , el alcohol u otro brevaje no se le asemejan ni un poco.
    Lo mejor del caso es que ahora entiendo que no hay que esperar a que se acabe la yerba…
    Me gustó mucho, tanto como el mate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: